Ser eficaz al aprender

Por Kris Sager

Para conseguir que la eficacia en nuestros estudios sea mayor,  algo que resulta muy importante es poseer un buen método de estudio. Es alto el porcentaje de estudiantes que no poseen un sistema apropiado, lo que por supuesto en muchos casos trae consecuencias. Se trata simplemente de aprender a aprender, supone simplemente que el alumno aprenda estrategias de aprendizaje que le permitan aprender de una forma más satisfactoria.

También es verdad que no es suficiente contar con un sistema de estudio apropiado. Aquí entra en juego también la propia actitud del alumno ante el estudio, ya que no es lo mismo aquel alumno que simplemente escucha (sin que la mente se encuentre realmente en funcionamiento tratando de comprender) y aquel que expresa su duda participando de forma activa en la explicación.

Una idea que desgraciadamente se encuentra bastante extendida, es la de que el estudio es algo aburrido. En contadas ocasiones podrás escuchar a un alumno que dice se divierte estudiando. Sin embargo esto se debe a que realmente no estaremos motivados ante dicha actividad, se trata simplemente de una clara falta de interés por parte del alumno.

Deberíamos tener en cuenta que aquellas cosas que hacemos con gusto, nos aportan un mejor resultado. De este modo si logramos divertirnos estudiando lo que de esto derive será bastante más eficaz.

No se trata simplemente de contar con un tiempo determinado dedicado al estudio, sino que lo realmente importante, es tratar de que el tiempo invertido y el esfuerzo invertido no sean en balde. Hay que sacarle el máximo rendimiento posible, ya que el éxito no se mide en tiempo sino en eficacia.

También es verdad que muchos estudiantes (es también el caso de algunos padres) dan más importancia a la calificación final que a los medios puestos para conseguirlo. Consideran más relevante pasar de curso o aprobar el examen que adquirir unos buenos hábitos de estudio.

Creo que son bastante comunes frase como: ” me he estudiado todo hoy por la noche y he conseguido sacar un siete, además estudiándome solamente los temas que creía iban a caer” .

Aprender a estudiar de una forma adecuada es algo que no solamente nos sirve en la juventud para afrontar nuestros exámenes, sino que es algo que nos va a servir para toda la vida.

El mejor estudiante es aquel que sabe cómo emplear una mentalidad estratégica en el estudio, que lo lleva a conseguir unos resultados bastante más eficientes que si no poseyera dicha técnica.

De esta manera nos damos cuenta de que las probabilidades de éxito son mucho mayores si contamos con un método de estudio que resulte apropiado para nuestras propias necesidades. No es suficiente con estudiar, sino que es necesario saber estudiar adecuadamente.

Se trata de conseguir una mayor eficacia, tratando de disminuir el esfuerzo que supone cualquier tipo de estudio a cualquier edad, ya sea en personas adultas o jóvenes.

Varios autores – Nuevos enfoques en educación

Podemos utilizar una analogía para explicar la forma en que podemos aumentar nuestros estilos de aprendizaje. Cuando vamos a pescar no se nos ocurre ir con un sólo anzuelo, seria absurdo algo así, porque si lo perdiéramos estaríamos desperdiciando todo el día. Igualmente, si fuéramos con un sólo anzuelo tampoco podríamos pescar diferentes tipos de peces, ya que hay distintos anzuelos apropiados para cada tipo de pescado. Tendremos más posibilidades de éxito cuantos más tipos de anzuelos llevemos en nuestra bolsa. Esto, que es algo evidente para ir a pescar, parece que no lo es tanto para bastantes estudiantes a la hora de ponerse a utilizar sus estilos de aprendizaje.
Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies