Amarse

Foto: Sanford(LCC)

Por Jose Vicente Ramires

¿No te habrás contagiado de un virus altamente nocivo y extendido que nos impide amarnos a nosotros mismos? Efectivamente me refiero a una enfermedad social desgraciadamente bastante extendida que predica que está mal amarse a uno mismo, lo correcto es amar al prójimo. Se trata de pensar en los demás y no en uno mismo.

Los que defienden este tipo de ideas no se dan cuenta de que resulta imprescindible amarse a uno mismo para alcanzar la felicidad. Desde muy pequeños a muchos les enseñan que amarse a uno mismo es un acto egoísta totalmente consentido. Les enseñaron a pensar antes en los demás y a darles mayor importancia, ya que esa era la forma de demostrarles que se era buena persona.

Al tratar de definir la palabra amor nos van a surgir tantas definiciones como personas a las que solicitemos que lo definan. Por lo tanto no voy a hacerlo y que sea cada cual quien haga su propia definición.

Sintiéndonos que somos importantes y que valemos mucho ya no tendremos la necesidad de que los demás apoyen y refuercen nuestros valores. Si tienes confianza en ti mismo no tendrás ninguna necesidad de que los demás piensen como tú.

Una vez que hemos conseguido este objetivo podemos plantearnos el amor a los demás. Esa nueva actitud no la tomamos como forma de recibir gratitud por la otra parte, sino por el placer que sentimos al ser generosos y amantes.

Es imposible que demos amor los demás si antes no nos amamos

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia

Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.
Más información

 

a nosotros mismos. ¿Cómo vamos a poder dar amor si nosotros no valemos nada? Así que si no podemos dar amor difícilmente podremos recibirlo.

Otro mito que nos acompaña o que acompaña a muchas personas a lo largo de su vida, es que el concepto que tenemos sobre nosotros mismo es un solo concepto y puede ser o negativo o positivo, pero de una forma permanente, es inamovible.

Pero si lo pensamos detenidamente nos damos cuenta de que realmente no es así, cada persona está compuesta por facetas y aspectos muy diversos en los que no tiene por qué valorarse ni sentirse igual. Quizá una persona se valore sobradamente en cuanto su aspecto emocional o social, pero tenga mucho que aprender en su aspecto intelectual o físico.

Ese debe ser el punto de partida hacia el amor por uno mismo. Tomar aquello que tenemos y valoramos como positivo para reforzar aquello que consideremos que tenemos que mejorar.

Los autorretratos que hacemos de nosotros mismos son tan abundantes como nuestras propias caras o facetas en diversos aspectos de la vida.

Es cuestión de tomar conciencia de ello y optar por mejorar todo aquello que consideramos oportuno en pos de nuestro propio amor y valor.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies