Algunas técnicas básicas de comunicación

Foto: Hampson(LCC)

Por Eliana Gomez

Son muchas las técnicas con las que contamos a la hora de comunicarnos con otras personas. Si además nuestro interlocutor es lo que se conoce como una persona difícil agradeceremos contar con una serie de herramientas que nos ayuden a sobrellevar dichas conversaciones.

La primera en la que nos vamos a centrar es en el parafrasear.  El significado de  parafrasear podría ser dar el mismo mensaje pero de otra forma o incluso ampliar en cierto modo el mensaje que nos ha dado la otra parte.

El uso de la paráfrasis resulta indispensable en cualquier tipo de conversación. Lamentablemente cuando la conversación es confusa tendemos a hacer suposiciones que pueden llevarnos a malentendidos. Esto sucede porque no hemos comprobado que lo que suponemos que nos está diciendo es en realidad lo que nos quiere dar a entender.

Piense por ejemplo en alguna vez que ha pedido instrucciones a alguien en la calle para llegar a alguna dirección desconocida para usted. Si no le ha parafraseado, probablemente se haya perdido, si por el contrario tiene la buena costumbre de confirmar lo que le dicen seguramente tendrá más posibilidades de llegar a su destino correctamente y sin tener que volver a parar a otra persona para que vuelva a explicarle lo mismo.

Lo más oportuno es pedir más información o parafrasear si creemos que no hemos entendido correctamente a nuestro interlocutor. Resulta mucho más efectivo hacer esto que entender algo incorrectamente y llevarnos una idea equivocada de lo que nos han dicho o nos han querido decir.

Seguramente todos nosotros hemos empleado y empleamos la paráfrasis, en muchos casos probablemente incluso sin saberlo y siempre para evitar posibles problemas de comunicación.

Si alguna vez le han llegado a decir:” No, perdona eso no es lo que quería decir. Lo que yo quería decir era….” En ese caso usted ya ha utilizado la paráfrasis aunque probablemente sea de forma inconsciente.

La paráfrasis puede ser una buena herramienta de ayuda a la hora de calmar a un cliente enfurecido o enfadado. Primero debemos dejar que sea él el que hable y nos haga saber todo lo que no está a su gusto o le decepciona y ya después es el momento de parafrasear lo que ha dicho para comprobar que hemos entendido perfectamente su queja y que él vea igualmente que ha sido escuchado y se va a solucionar.

Así mismo en la enseñanza por ejemplo también podemos utilizar esta técnica, especialmente si se trata de alumnos que tienden a prestar poca atención. De este modo lograremos que asimilen y retengan mucho mejor lo que les hemos explicado.

La forma más adecuada de hacerlo sería la siguiente: explicar un tema concreto o cómo hay que hacer un ejercicio y acto seguido pedirles que me expliquen qué es lo que tienen que hacer. Si el alumno repite las instrucciones perfectamente adelante, si por el contrario no es capaz de hacerlo vuelva a repetirlas y pídale nuevamente que exponga el trabajo a realizar.

Por supuesto en este sentido también deberemos tener en cuenta el lenguaje sensorial primario de cada uno (visual, auditivo, kinestésico) y adaptar nuestra forma de expresarlo a la que tienen como primaria.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia
Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.


Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies