Actitudes

Por Santi Armengol

Voluntaria o involuntariamente, siempre demostramos o expresamos una actitud hacia algo o alguien. Así cuando expresamos esto con palabras, se dice que hemos dado a conocer nuestra opinión. Podríamos decir que en cualquier actitud toman parte tres elementos: por una parte se encuentra lo que uno piensa (que supone el componente cognitivo), por otra lo que siente (lo que supone el componente emocional) y finalmente la tendencia o no a manifestarlo (lo que correspondería al componente conductual).

Pero también es cierto que no siempre actuamos de una manera consecuente con nuestro propio pensamiento, no coincidiendo el componente cognitivo con el conductual.

Por poner un ejemplo, la mayoría de la población ante esta pregunta respondería que no aprueba las relaciones extramatrimoniales, sin embargo en constantes encuestas que se publican ¿Cuántos pueden afirmar que han sido fieles en todo momento a lo largo de su matrimonio? Creo que el porcentaje que responde a esta pregunta afirmativamente es bastante más bajo que en la anterior. En estos casos no sigue la misma línea su pensamiento con su propia conducta.

Sin embargo ¿Cómo se crea cada persona una actitud hacia todo lo que le rodea? ¿Qué es lo que nos hace formarnos una idea o otra sobre algo en particular?

Las teorías entorno a esto son bastante variadas. Una de ellas defiende la idea de que todas las actitudes las aprendemos del mismo modo que aprendemos todo lo demás. De este modo conforme asimilamos nueva información también lo hacemos con los sentimientos y las acciones que están relacionadas con ella.

En la misma línea se encontraría esa constante que se repite a lo largo de nuestra vida en la que repetidas veces hay alguien tratando de convencernos sobre una cosa u otra. Algunas veces tratan de hacerlo abiertamente y con nuestro consentimiento, por ejemplo cuando acudimos a un mitin político, sin embargo en otras ocasiones esto lo hacen de un modo subliminal, en un anuncio de televisión por ejemplo.

Para que hagamos una cosa u otra nos darán una y mil razones, tanto en periódicos, como en anuncios, en un grupo concreto, entre compañeros, nuestros padres etc. Sin embargo ¿Porqué algunos consiguen convencernos y otros no? ¿Por qué algunos razonamientos resulta efectivos y otros no? En definitiva, ¿Qué es lo que impulsa a admitir unos razonamientos y a desechar otros?

En este sentido deberíamos tener en cuenta especialmente tres elementos: por un lado la fuente de la que procede el mensaje, por otro sus características, y finalmente su naturaleza.

La persona que nos trasmite el mensaje cobra especial importancia si resulta ser una experta en el tema, nos demuestra confianza, si con el tema esa persona no tiene nada que ganar ni que perder etc.

También resulta bastante relevante la forma en la que expresamos nuestro mensaje. Pudiendo ir dirigido a nuestros sentimientos o a nuestro raciocinio. Aunque generalmente cuando se apela a las emociones se obtiene un resultado más efectivo.

Así por ejemplo muchas campañas publicitarias basan su eslogan en el miedo, aunque nunca un miedo excesivo ya que conseguirían el efecto contrario. ¿Qué puede llegar a sucederle si conduce en estado de embriaguez?

 

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia

Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.

Más información

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies