Mis datos de percepción y comunicación

Foto: Folarin(LCC)

Por Fernando Iván Castillo

La mayor parte de los problemas tanto personales como profesionales que nos encontramos están íntimamente relacionados con dificultades con las que tropezamos en cuanto a percepción y comunicación. Lo que hay que conseguir es identificar nuestros hábitos de percepción y comunicación ya inservibles y liberarnos de ellos. “Que seamos felices o infelices, que tengamos éxito o no lo tengamos depende sobre todo de cómo percibimos ese mundo que nos rodea y no tanto del mundo que nos rodea.”

Los datos que seleccionamos para formular un juicio o una valoración sobre algo son en realidad y exclusivamente” mis datos” no “los datos”.Con esto lo que deseo expresar es que nos somos esclavos de las circunstancias, sino libres de interpretar los datos y el mundo a nuestro modo.

Voy a poner un ejemplo para que resulte más claro: “Juan acaba de terminar de escribir la que va a ser su primera obra, lo presenta ante un agente literario y este acepta el manuscrito. Sin embargo cuando empiezan a llegar las primeras cartas rechazando su obra original, Juan se hunde. Lo toma como algo personal y esto le lleva a abandonar su propósito y a considerarse como un auténtico fracasado.”

¿Por qué sucede esto de este modo?

La interpretación que hace Juan de las cartas recibidas es consecuencia directa de la percepción que él tiene de si mismo y del mundo. Deja de este modo que esas respuestas afecten a su vida entera dejando incluso de escribir definitivamente.

Con esto demostramos que las percepciones pueden basarse en evaluaciones limitadas o erróneas. Son ese tipo de percepciones erróneas las que influyen en nuestra vida tanto personal como profesional.

Uno de los principales problemas que nos hacen entrar en este juego es el lenguaje y las etiquetas. Tenemos la mala costumbre de etiquetar a las personas y las situaciones a fin de que encajen mejor en nuestras pequeñas casillas de la mente, y no nos damos cuenta que eso nos puede llevar a error.

Es importante hacer consciente esa forma de utilizar las etiquetas que tenemos. De ese modo adquiriremos un mayor dominio del lenguaje y sobre todo de nosotros mismos. Si son utilizadas correctamente resultan esenciales para clasificar y evitar repeticiones innecesarias. Por eso es importante dominar bien este arte para que seamos nosotros quien dominemos el lenguaje y las etiquetas y no al revés.

La falta de comunicación concretamente se produce cuando creemos que las palabras tiene un significado universal. No nos damos cuenta de que el mensaje que yo emito significa algo específico para mi pero no tiene porqué significar lo mismo para el oyente.

Ese es un error muy común, pensar que mi significado es tu significado. Pero eso no es así, pocas cosas tiene un significado neutro en esta vida. Las palabras en general están cargadas de connotaciones e implicaciones morales.

Stop a la Agorafobia

Ricardo Ros – Stop a la Agorafobia

Segunda Edición

¿Qué es la agorafobia?
– ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso).
– miedo a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda.
– miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.

Más información

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies